GODÍNEZ de hueso colorado, pero NO del montón


godinezoemprendedor

Fuente: www.swagger.mx

¿De dónde viene el término Godínez? En la nube digital que envuelve a nuestra época no encontré una versión oficial al respecto. Algunas fuentes mencionan tal cual al personaje de la afamada serie El Chavo del Ocho, quien precisamente se llamaba Godínez, y se caracterizaba por ser mal estudiante y esquivar todo tipo de responsabilidad; dicen que así se estableció la relación con el oficinista conchudo y evasivo. Otras fuentes afirman que en realidad el término resultó de una confusión de este apellido con un personaje de Los Polivoces, otros le atribuyen el carácter a la historieta Hermelinda Linda. Hay quienes incluso aseguran que el apodo fue inventado por Adal Ramones en uno de sus tantos monólogos durante una emisión de su programa Otro Rollo.

godinezoficina

Fuente: www.veintitantos.com

Lo que no podemos negar, es que el término ha adoptado mucha fuerza en los últimos tres años. Si bien ya se le usaba -según diversas fuentes- desde la época de los 90, la palabra Godínez como adjetivo de los asalariados ha tenido un gran auge en medio de esta ola del Entrepreneurship que está tan de moda hoy en día. No lo tomes a mal, de hecho, el entrepreneurship -emprendimiento, en español- ha existido siempre y es el motor de las economías, pero en los últimos tiempos también se ha malinterpretado y usado como una vía para sostener una imagen cool, para diferenciarse socialmente, a veces sólo es arribismo profesional (el profesor e investigador Daniel Halpern, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, escribió un interesante artículo al respecto) y una excusa para no trabajar formalmente. No me creas a mí, pero si te fijas en los perfiles de tu red en LinkedIn te darás cuenta que gran cantidad de gente se describe a sí mismo como CEO, Owner, Founder, General Director, Chief, Leader, Consultant, etc., de empresas con nombres bastante sugerentes (muchos de ellos en inglés) que no son más que esbozos de start-ups que aún no operan. Buenas ideas sin arrancar. Empresas que no han vendido un solo dólar (peso, o la moneda que se use en tu país), pero que les sirve como plataforma para sentir que han alcanzado la cúspide de toda aspiración profesional.

LinkedIn_Effect

Y no tengo nada en contra del Entrepreneurship real, de hecho, admiro a toda la gente de mi entorno que ha tenido el carácter y la visión para iniciar sus propios negocios, muchas veces de la nada. Sin embargo, el entrepreneurship falso, esta especie de arribismo profesional pareciera que pretende volver a las castas o la diferenciación de clases sociales. O eres Emprendedor o eres Godínez, señalando a este último con desdén por no tener su propio negocio con un nombre chic.

Aceptémoslo, casi el 70% de la población en México es Godínez (Fuente: INEGI, datos de 2016, al referirse a la población subordinada), y no parece que podamos invertir ese porcentaje en el corto plazo. Asumiendo nuestra “realidad Godin”, ¿qué podemos hacer para sobresalir de esa gran masa de gente asalariada, condenada a recibir un ingreso fijo y -lo más inquietante- sumidos en la fantasía de una vida económica aparentemente estable, pero sin ser capaces de ver que a nuestros ingresos se los come la inflación (aun cuando todavía pensemos que el dinero se ahorra en los bancos), y que estamos sujetos a ser reemplazados por talento humano más capacitado y menos costoso en cualquier momento?

ecomujer-godinez-oficina

Si tú, como yo, entras en esta gran masa de los que catalogan “Godínez”, se vale enchilarse por ponernos un mote tan aberrante como este, pero soy partidario de sacar lo mejor de cada situación. Que la intención peyorativa de catalogarnos de esa manera no sea en vano y nos dé la fuerza para aspirar a más que comprar una casa, a cambiar de auto cada tres años y a barrer con las ofertas de las tiendas departamentales cada vez que hay ventas nocturnas.

Ser Godin puede ser una buena idea si la ejerces conscientemente, aprovechando las ventajas de tener un ingreso estable pero retándote a mejorarte día con día, y a no vivir dentro de la carrera de ratas de la que habla Robert Kiyosaki en su afamado libro “Padre Rico, Padre Pobre”. No, no y no. Podemos lograr más que eso. Y lo merecemos, solo necesitamos hacernos conscientes de ello.

5 PASOS PARA ALEJAR AL GODÍNEZ DE LA MEDIOCRIDAD

1. Yetzirah, una de mis mejores amigas y coaches de vida, me enseñó que la moneda de intercambio más valiosa son las IDEAS (ni siquiera es el dinero, el trabajo o el tiempo). Si se te ocurre algo para optimizar algún proceso de trabajo, innovar en algún servicio que suministra tu empresa, o mejorar el clima laboral, compártelo. Tus ideas no tienen que ser perfectas, pero si se te ocurre algo, dilo ya, o alguien más lo pensará y lo dirá por ti. ¿Eso quieres?

2. Derivado de lo anterior, si el entrepreneurship -aún- no es para ti, conviértete en un Intrapreneur para tu empresa. Genera ideas que se conviertan en negocio. Ayuda a mejorar los productos y servicios existentes. Las compañías de todos los tamaños están ávidas de personal con enfoque a los negocios, que no sólo vayan a calentar un asiento y a cubrir una jornada. Aporta ideas que se transformen en dinero para tu empresa y siempre tendrás lugar en ella, y también en muchas otras.

3. Aprovecha cualquier oportunidad para invertir en un bien que quizá te gustaría tener, pero sin apegarte a conservarlo. Analiza bienes que se puedan adquirir (desde vehículos, máquinas, inmuebles, instrumentos bursátiles, etc.) ya sea para rentarlos y/o revenderlos con un margen de ganancia para ti, y genera riqueza extra. La clave es no gastarla cuando la recibas, reinviértela en su totalidad y genera una bola de nieve de ingresos residuales. Estas también son formas de emprender sin dejar tu trabajo.

4. No me canso de decirlo: hazte un EXPERTO en tu área. Estudia, lee, capacítate, ve a conferencias, haz networking con líderes en tu ramo. No dependas de los cursos que te proporcione tu empresa. Eres un adulto, y si sabes lo que quieres, ve y búscalo. En nuestra época ya ni siquiera necesitas pagar para obtener conocimiento de alta calidad. Puedes buscar tutoriales, leer blogs, ver videos de expertos y sacar provecho de las plataformas digitales. Aquí también cabe educarte en aquello que realmente te apasione, y quizá el día de mañana ser una autoridad en la materia. Eso puede dar paso a que vendas tus “horas experto” de muchas formas, como consultoría o conferencias, por ejemplo.

5. Sé honesto en tu trabajo, sé leal a tu empresa y defiende sus valores dentro y fuera de ella. Sé agradecido con quienes te han dado oportunidades. Sin embargo, y lo más importante, siempre sé FIEL a ti mismo y no dejes que la comodidad te gane. No caigas en un estado de confort. Si tu trabajo actual ya no te reta, no te apasiona o no despierta tu curiosidad, busca cómo reavivar todo eso (idealmente) ahí mismo. Si ya no encuentras esos motivadores dentro de tu empresa, dirige tu atención hacia aquello que te dé VIDA.

El trabajo es como toda relación, debe nutrir en ambas direcciones. Además, pasamos un tercio de nuestra vida -o más- trabajando, así que, ¿por qué no le damos a esta relación la importancia debida? No permitas que la rutina mate tu pasión. Construye tu profesión, enamórate de ella todos los días, reinvéntate cada vez que sea necesario, en tu vida sólo tú pones las reglas.

Ser Godínez no es malo ni debería sonar peyorativo en ningún caso, mucho menos si se ejerce conscientemente. Al final del día somos la fuerza laboral que sostiene a las empresas de todo el mundo.

A manera de chascarrillo… Tómenlo con humor.

#TodosSomosGodinez

Godinez_Millennial

Categorías:Sin categoríaEtiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

9 comments

  1. Muy buen artículo motivacional. Un poco sobrado de palabras a mi gusto. Recuerda que la gente no lee por lo regular, y que si lee le gustan párrafos cortos y conscisos. A menos que sea una nivela y aún así. No estoy segura de la aparición de “Godínes. ” pero es un derivado de un personaje de novela tv con Silvia Derbes y Pasquel (papá de Silvia Pasquel. Él era el clásico oficinista que todo mundo se lo traía de la cola ( por decir, no es literal jaja) un buuenazo rayando en lo pend. Siempre puntual, le recargaban de trabajo y nunca decía nada. Y le decían Gutierritos. Se hizo famoso el personaje. “Este cuate es un gutierritos, hablarle al gutierritos, ahí vas de gutierritos etc etc. “. Godinrs al parecer es la antítesis. Pero en cuanto a tu artículo esta muy descriptivo. En muchos países lo mejor que te puede pasar es lograr la plaza. Ya que es trabajo seguro y con seguro al jubilarte. Ya que abrir un negocio te carga por lo regular el payaso con tanta fregadera de corrupción para sacar permisos, más costos de inversión. Te felicito, yo solo le quitaría un poco “la paja” como se le dice a los textos o palabras que sobran. Con mucho afecto mis comentarios beso

    Le gusta a 1 persona

  2. Concuerdo contigo en el número 4 y el 5 me encanto…

    Le gusta a 1 persona

    • Tenemos que hacernos responsables de nuestro destino, aunque no decidamos emprender un negocio. El negocio y el trabajo tienen el mismo fin (el sustento y la realización), sólo es un enfoque diferente. Gracias por leer amigo! 😉

      Me gusta

  3. Amigo… genial!
    Espero sigas aportándonos sobre estos temas, que por cierto a mí me encantan y apasionan. Tengo gusto por leer, aprender y me agrada mantenerme informada.
    Felicito tu labor de compartirnos, ya que no es nada sencillo, ¡y lo haces muy bien!. En ocasiones, en esa búsqueda e interés por aprender, y conocer más, ya sea mediante información que existe de manera digital, libros, talleres, cursos presenciales, en línea, etc… llegamos a vernos inmersos en tanto contenido, hasta podemos saturarnos, porque es demasiado lo que existe… y nada mejor que encontrarse con información que ya ha sido “desmenuzada” y con opiniones interesantes e ideas que pueden impactar de manera positiva. Un aplauso a tu labor.

    Te comparto que lo que no me agrada es la manera en cómo ha tomado fuerza “el término”. En lo personal entiendo perfecto, pero no formo parte del grupo de personas que lo han adoptado, simplemente porque es un apellido y me parece una falta de respeto para quienes lo llevan. En algunas ocasiones, es usado de manera despectiva y busca estigmatizar a un grupo social. Voy de acuerdo en que somos la fuerza laboral, empleados, oficinistas, asalariados, ¡bien!… Pero, ¿ya le preguntamos a un Godínez qué siente de que su apellido sea el término que se adoptó para señalar a la mayoría de los mexicanos que formamos parte de la población subordinada?. ¿Ya nos percatamos cómo los niños de este apellido sufren el bullying en las escuelas?. ¿Ya nos pusimos en su lugar?… Ojalá reflexionemos un poco.

    Le gusta a 1 persona

    • Amiga, me fascinaron tus observaciones! Por un lado, coincido contigo con que es apasionante aprender, estudiar, tomar cursos, pero llega a un punto en que te saturas (justo ahora me está sucediendo…). Es un balance, tampoco puede uno pasar todo el tiempo estudiando, también hay que tomar tiempo para aplicar lo aprendido, y también para la introspección.
      Por otro lado, no podría estar más de acuerdo contigo, es una falta de respeto para la gente que tiene este apellido usarlo para referirse a los asalariados de manera despectiva-burlona, es una especie de violencia pasivo-agresiva (muy común en México, lo sabemos, como que te lo digo en broma pero va en serio). Justo por eso creo importante reivindicar el concepto de Godinez. No tenemos por qué aceptar la etiqueta si somos profesionales y nos esforzamos día con día.
      De verdad mil gracias! Primero por tomarte el tiempo para leer, y en segundo lugar por tus valiosas opiniones! Te mando un fuerte abrazo!

      Me gusta

  4. Me gustó, me gustó la idea de darle vida a tu pasión por el trabajo, tienes razón; pasamos la mayor parte del tiempo en la oficina (es mi caso), y pienso que si podemos sacar el mejor provecho tanto laboral mente, como social mente.
    Hay una cosa que me gustaría compartir; siempre lo he dicho. Debes dedicarte a hacer lo que más te gusta, lo que te apasiona. Si vender tacos es lo tuyo, hazlo; puedes llegar a realizar un gran negocio con ese giro.
    Siempre agradecida..
    Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: