LOS RETOS DEL TALENTO EMPRESARIAL ANTE UNA SITUACIÓN DESCONOCIDA


Seguramente todo empresario ha tenido momentos de angustia y desesperación durante la pandemia por COVID-19. No es fácil lidiar con los retos naturales de tener una empresa. Cada día es una lucha distinta. Hay días que son una lucha contra la desidia, y encontrar la voluntad para seguir adelante es el desafío más grande; quizá otros días la batalla es con las instituciones, sí, esas que te persiguen con impuestos, cuotas, obligaciones, nuevas normas a las que hay que sujetarse, etc.; otros días es incluso hacia el talento que tienes contratado, es decir, el capital humano de tu empresa. Si esto sucede regularmente, imagínate los retos e inquietudes que han surgido a raíz de una situación completamente desconocida como… una pandemia.

¿Cómo reaccionas adecuada y rápidamente ante un estado de emergencia que fue detonado por la propagación de un virus del cual, hasta hace muy poco, no se sabía nada y que de unos meses a la fecha ha invadido el mundo y también nuestro país, lo que exige medidas extremas, jamás vividas, al menos por las generaciones vivientes al día de hoy?

De la noche a la mañana mandaron a todos a sus casas, las empresas de sectores no esenciales ya no pueden seguir operando; y las que sí se consideran esenciales deben cubrir toda una serie de requisitos y protocolos para que no las clausuren y, sobre todo, para que nadie se enferme y no se genere un brote de la epidemia.

Todo lo anterior se resume en esta idea: los retos y desafíos del talento empresarial en el año 2020.

Sin embargo, dejarlo planteado así sería simplista y hasta pueril.

Recientemente atendí una conferencia virtual impartida por altos ejecutivos de Mercer, firma global líder en consultoría de recursos humanos, y en resumen pude rescatar algunos puntos que -desde mi perspectiva- resultan críticos para el talento empresarial mientras esta pandemia no sea controlada y, más aún, mientras los efectos económicos que ha desatado sean inciertos y desestabilizadores:

1. El cuidado de la integridad de los colaboradores. Desde la creación de comités de protección, seguir todos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias; comprar equipo de monitoreo, insumos de higiene, dotar a todos los colaboradores de artículos de limpieza, estén o no laborando físicamente en las instalaciones de la empresa.

2. El sostenimiento de sueldos y paquetes de beneficios. ¿Cómo seguir pagando sueldos cuando muchas empresas no están facturando? ¿Hasta qué punto es sostenible conservar los empleos, los sueldos e incluso las prestaciones de los trabajadores cuando la fuente de empleo tiene un agujero por donde se están filtrando los recursos económicos y no hay incentivos ni programas de gobierno para brindar apoyo a los empresarios?

3. Equilibrio entre el corto y el mediano plazo. Hay gastos que se pueden diferir, negociar, disminuir, pero hay otros que definitivamente se tienen que eliminar. Y aunque la situación ameritaría un ejercicio de “barrido” para despejar las cuentas de adeudos tanto como se pueda, no todos los gastos se pueden tratar igual. Aquí entra la estrategia y la perspectiva de valor y tiempo, principalmente de corto y mediano plazo.

4. Conservar al mejor talento y mantenerlo motivado. Aunque desde el lado del empresario ya bastante motivación debería ser conservar la fuente de empleo y, en algunos casos, hasta el mantener sueldos; también es cierto que en la mayoría de las empresas las nuevas contrataciones están detenidas y también las promociones internas, lo cual desencadena un efecto de parálisis en los planes de vida y carrera de las compañías.

5. Brindar soporte y bienestar emocional, físico y financiero. Lo que la implementación de la NOM-035 (para quien no haya escuchado sobre ella, se define como “la norma para el bienestar de los trabajadores”) apuntó, la pandemia lo vino a remarcar. El rol empresarial trasciende de fungir únicamente como fuente de empleo, a ostentar un rol de cuidado y apoyo permanente para sus colaboradores en esferas no sólo financieras, sino también físicas y emocionales.

Y de estos cinco puntos se derivan una infinidad de medidas, tácticas y estrategias que se tienen que estar revisando y re-valorando constantemente porque no son estáticas. La contingencia sanitaria desató un estado de alerta permanente en el cual la lucha por la conservación de cash flow, mantener la operación del negocio aún con la correspondiente caída en ventas (no en todos, pero sí en la mayoría de los casos) y la implementación del trabajo remoto; la batalla por permanecer vigentes o, incluso, reinventar el modelo de negocio de acuerdo a las necesidades de un mercado contraído; así como desarrollar nuevas habilidades para el manejo de gente e identificación del talento para, si no atraerlo, conservar al mejor que se tiene.

Pese a los retos de tal índole, es posible imaginar que de esta situación el talento empresarial saldrá más fortalecido, sensibilizado y humano de lo que era cuando se desató el caos por la pandemia. Y no es darle por su lado a nadie. Es realmente admirable que ante cualquier transición, siempre, el sector que más rápido se recupera y puede convertir todo tipo de crisis en oportunidades, sin duda es el sector empresarial.

Y aunque cada quien está librando propias batallas desde su trinchera, el nivel de responsabilidad a gran escala de los empresarios dicta retos y desafíos que determinarán su nivel de adaptabilidad a los cambios y la oportunidad de seguir siendo exitosos una vez que se trascienda la pandemia, pero sobre todo al insertarse a un mundo transformado que exige un nuevo mindset y un kit de habilidades robustecido, donde la resiliencia financiera, la inteligencia emocional, las soft skills*, la flexibilidad para gestionar a corto y planear a largo plazo, el razonamiento y el pensamiento crítico, serán los reyes del prototipo de todo empresario post-COVID19. Tengamos fe en ello, y paciencia para lo que falta todavía.

*Se recomienda leer el artículo titulado “Soft Skills”, las nuevas habilidades más solicitadas.

Categorías:Capital Humano, Empleo, Empresarios, Empresas, Entorno Laboral,, Habilidades, Management, Mindset, Motivación,, Negocios, Pandemia, Plan de Carrera, Recursos Humanos, Relaciones Laborales,, Talento,, Trabajo, Vida LaboralEtiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: